mi gran problema

Tengo un grave problema: aún creo en los príncipes azules. Por suerte o por desgracia, creo que me criaron así, y lo de los cuentos fantásticos sigue en mi mente vivo y coleando. Dónde radica el problema? En que yo no soy una princesa. Pero creo que si algo puede hacer uno por sus sueños es no perderlos.
Qué infantil me siento! Será bueno querer seguir siendo un niño? Seguro que no ha muerto el chavalín de 14 años que por primera vez se enamora y lo hace de su mejor amigo y, además, es hetero a más no poder. Y ese niño sigue enamorándose de quien no debe: amigos con pareja, parejas en la distancia,…
Recuerdo que no hace muchos años salí por Chueca por primera vez. Lo hacía con un grupo de compañeros del trabajo (compañeros y después amigos, claro). Y tras varios años disfrutando de su noche puedo decir que casi disfruto más paseando de día por sus calles.
Hace poco recordaba con un amigo una tarde de domingo. Acababa de comer con un chico que acababa de conocer y me despedía de él en el Mercado de Fuencarral. No olvidaré lo feliz que fui en aquel momento bajando por la calle Augusto Figueroa.
Ya veis que no paro… Si queréis seguir conociéndome, aquí estoy.
Saludos

 

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s