Amor. Yo sé por qué te niegas

Amor.
Yo sé por qué te niegas.

El vacío de estas manos
es reflejo del pecado
de ayer. Mis ojos,
no saben donde buscarte;
son cuencos que ahora drenan
la tuya, única esperanza.

Y muerta la metáfora
que entibió la tinta de mis dedos
en la rutina del calmo olvido
espero la última de mis tardes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s